adolfo-martínez-11

Por Adolfo Martínez Abarca

“Ralentizar la temporalidad de los acontecimientos es una característica del relato; se rebobina y avanza hasta encontrar el punto exacto del gusto, describiendo una casi infinita lista de detalles y características del perro y la liebre, observaciones que por defecto tienden hacia lo épico o lo sublime”